Un ambicioso proyecto fue impulsado por un bloque de diputados de Juntos y tiene la iniciativa de reducir la cantidad de controles de la Verificación Técnica Vehicular (VTV) en la provincia de Buenos Aires para que se transforme en bianual y en algunos casos a partir de los tres años.

El mismo fue promovido por el diputado Emiliano Balbín, acompañado por su par Claudio Frangul, y se apoyan en que gran parte de los incidentes viales de vehículos menores a siete años de patentamiento están arraigados a una cuestión humana y no técnica, por lo que proponen reducir este tipo de controles en vehículos anteriores a ese periodo.

En concreto, el proyecto plantea que los automóviles y camionetas particulares 0km hasta tres años a partir del patentamiento o 50.000 kilómetros de uso, estén exentos de la VTV; que desde tres años a partir del patentamiento o 50.000 kilómetros de uso, hasta siete años, el control sea válido por 24 meses, es decir dos años; y que desde siete años a partir del patentamiento o 75.000 kilómetros de uso, sea válido por 12 meses, es decir un año, como se viene realizando normalmente.

Vale destacar que, actualmente, los controles son a partir de los dos años de patentamiento y luego se deben realizar todos los años, sea cual fuere el uso o años de patentamiento de los vehículos.

«La Revisión Técnica Obligatoria de Vehículos es una incuestionable herramienta para  garantizar la seguridad vial, por lo tanto debe utilizarse en ese sentido para evitar que se la vincule a cuestiones tributarias», señaló Balbín, y agregó: «Por lo tanto, deben tenerse en cuenta las estadísticas al respecto de los distintos observatorios viales, estadísticas donde los incidentes viales para vehículos menores de siete años años de patentamiento están vinculados generalmente a factores humanos y no técnicos».

Mirá También:  La gobernadora planea una campaña por separado

«Según datos elaborados por el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI), la principal causa de la siniestralidad vial, con un 89,5% de incidencia, es el factor humano; en segundo término siguen las condiciones de infraestructura, con el 8,8%; y por último cuestiones mecánicas, con apenas el 1,6%. Estos datos fueron elaborados a partir del estudio pormenorizado y las reconstrucciones de siniestros de tránsito (con lesiones graves y muertes), en las que participaron 8.000 vehículos en 4.000 choques», graficó el legislador.

«Lo que pretendemos se refiere exclusivamente a vehículos de uso particular, en virtud que los vehículos afectados al transporte de pasajeros o de carga se encuentran alcanzado por normativas nacionales respecto a periodicidad y talleres habilitados», fundamentó Balbín, para finalizar diciendo que «por eso creemos oportuno modificar el inicio y periodicidad de las Verificaciones Técnicas Vehiculares, de acuerdo a lo que nos permite la Legislación Nacional, el resguardo de la seguridad vial, y el alivio tributario a los conductores particulares de la provincia de Buenos Aires».

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *